Archivo de la categoría: formación

Entrevista con… Francisca Pulgar

Siguiendo un itinerario no marcado, en esta sección de entrevistas se va dibujando el mapa de las redes sociales por diferentes escenarios, lugares,… Hoy es el turno para la bella Euskadi, una tierra donde la biblioteca pública tiene desde hace años un papel protagonista en la vida cultural de la región. Para saber más del desarrollo de las TIC en ellas, qué mejor que preguntar a la Responsable del Servicio de Bibliotecas del Gobierno Vasco, Francisca Pulgar Vernalte.

Más de medio millón de socios, 230 puntos de servicio… el Servicio de Bibliotecas del Gobierno Vasco ha tejido en 10 años una red social y cultural impresionante, ¡enhorabuena!
Francisca Pulgar: Sí, como bien dices, llevamos diez años aprendiendo a trabajar conjuntamente, porque entendemos que la clave para llegar a más personas y ofrecer mejores servicios es, precisamente, crear Red
Además tenemos buenas noticias, porque a lo largo de 2015 se van a ir integrando las redes de bibliotecas municipales de Bilbao, Donostia, Santurtzi y también la Alhóndiga, un paso importante que completará la Red de bibliotecas públicas de Euskadi y el uso del carné único. Sabemos que las bibliotecas son equipamientos de proximidad muy bien valorados por la ciudadanía y que suponen un gran potencial y una excelente oportunidad para el desarrollo cultural de un municipio, así que nuestra labor es seguir trabajando para que cada vez más personas conozcan, utilicen y participen en la vida cultural del municipio a través de las bibliotecas.

La formación y el sentimiento de Red, ha cerrado la brecha entre bibliotecas grandes y pequeñas

Desde 2009 viene formándose a los bibliotecarios de Euskadi en competencias digitales. ¿Cómo valoras la evolución del profesional de bibliotecas desde entonces?
F.P.: Tuvimos la suerte de entrar en un proyecto de formación en competencias digitales financiado por el PESI (Plan Euskadi en la Sociedad de la Información). El primer paso fue el diseño del itinerario formativo, lo que nos permitió ver las carencias en formación y elaborar un plan eminentemente práctico que, además de los conocimientos necesarios, nos diera la confianza de que cuando volviéramos a nuestros puestos de trabajo podríamos utilizar lo aprendido en las clases. Por otro lado, la formación en grupos nos permitió conocernos mejor entre nosotros, lo que unido a las redes sociales ha ayudado a dejar atrás el aislamiento de los profesionales de pueblos pequeños o municipios en los que solo hay una persona al frente de la biblioteca.

El plan terminó en 2012, pero todos los años hacemos uno o dos talleres monográficos que nos permitan seguir estando al día y conocer las últimas tendencias de nuestro sector. Gracias a la formación, además del sentimiento de Red, se ha conseguido romper la brecha que había antes de este plan entre bibliotecas grandes y pequeñas. Ahora, da igual el tamaño de la biblioteca, ya que todos los profesionales tienen posibilidad de acceder a la formación, reciclarse y mantener al día los conocimientos que nuestra profesión nos exige, lo que redunda en una mejora de los servicios ofrecidos a la ciudadanía desde las bibliotecas de la Red de Lectura Pública de Euskadi.

Personalmente como te conozco y te sigo vía Twitter sé que te interesan mucho las redes sociales y las TIC en general. Hace poco tuiteabas sobre una experiencia con realidad aumentada… Cuéntame de qué va la iniciativa.
F.P.: Básicamente se trata de utilizar las herramientas que aprendemos en la formación. Ten en cuenta que toda se basa en el learning by doing, o sea, que cada persona que asiste a un curso sea capaz de hacer lo que hemos aprendido cuando llega a su biblioteca. Durante el 2015 la capacitación y formación está orientada a descubrir y utilizar estrategias para la difusión de contenidos digitalesQueremos que la gente conozca y utilice eLiburutegia (préstamo digital), pero también queremos que las bibliotecas sigan siendo preceptoras y elaboren recomendaciones de lectura. 
Se trata de conocer Internet y cómo se mueve la gente en la Red para llegar mejor a nuestros usuarios. Y lo que hacemos sirve tanto para la difusión de los servicios bibliotecarios físicos como para los digitales.

Tras diseñar la estrategia, ahora estamos adaptando los productos tecnológicos de las bibliotecas para afrontar el reto de cambio constante al que nos somete el ecosistema digital

Igual que el éxito que está teniendo eLiburutegia, la app Liburutegiak presentada por ti el año pasado en el Congreso IFLA de Lyon (enlace a la comunicación) supuso, como tú misma has explicado, un paso más tras el éxito de los blogs y las redes sociales de las bibliotecas vascas. ¿Cómo está funcionando? ¿Ha aumentado la participación en redes?

F.P.: Bueno, la idea principal cuando trabajamos los distintos productos, plataformas, etc. es posicionarnos como bibliotecas en un punto de salida óptimo. Es decir, que si la ciudadanía se mueve en una dirección, y utiliza y consume la información de una determinada forma, nosotros como profesionales de la información estemos al tanto y además contemos con las herramientas adecuadas para afrontar el reto de evolución y cambio constante al que nos somete el ecosistema digital. Por lo tanto, en primer lugar se trata de diseñar una estrategia donde confluyan catálogos bibliográficos, tanto de libro físico como digital, blogs, noticias de las bibliotecas, recomendaciones de lectura, apps, etc. que nos permitan trabajar a un tiempo la difusión de los servicios de las bibliotecas y la participación de la comunidad. En estos momentos estamos adecuando los productos. El 2014 fue un año intenso: además de poner en marcha el préstamo digital cambiamos la versión del programa de gestión bibliotecaria, y ahora estamos esperando la conversión de la plataforma de blogs a un servidor virtual. También está previsto que el acceso a eLiburutegia se haga directamente desde la app Liburutegiak, lo que junto con la descarga de la aplicación de lectura que estamos elaborando para el préstamo digital, facilitaremos la lectura en tablets y smartphones.
Y entonces nos dedicaremos con más esfuerzo a la participación, y adelanto que en esta línea se va a poner en marcha un club de lectura virtual para la próxima temporada 2015-2016, dinamizado por Euskal Idazleen Elkartea (Asociación de Escritores Vascos) con objeto de fomentar y socializar la lectura en euskera a través de Internet y las redes sociales.

Entre las nuevas tendencias tecnológicas (wearables, beacons, etc.) que van apareciendo, desde tu punto de vista, ¿cual te parece más atractiva y con posibilidades de implantación en una red como la vuestra?
F.P.: Para últimos de este año tenemos previstos dos talleres de formación de formadores. Vamos a seleccionar dos o tres tendencias que se han visto en los cursos de Mayo y las vamos a desarrollar en unas cuantas bibliotecas para que las conozcan las personas de ese municipio. Seguramente seguiremos incidiendo en las posibilidades que da la realidad aumentada, pero otra de las tendencias que trabajaremos serán los beacons, así que cuando tengamos los talleres definidos por supuesto que te enterarás, ya que lo difundiremos tanto por Facebook como por Twitter. Por cierto, enhorabuena por tu blog y cómo no, muchas gracias por pensar en las bibliotecas públicas de Euskadi.
Anuncios

Las múltiples evoluciones del usuario de redes sociales

Foto de Aikawa Ke

Ha pasado una década desde la irrupción de las redes sociales. Algunos empezamos más o menos por aquel entonces, mandando mensajes en Myspace a las bandas molonas que descubríamos en las revistas de música, o subiendo fotos to’ locas (pero no canis, eh?) a nuestro Fotolog,… En fin, no me quiero poner en #modoAbueloCebolleta de las redes sociales, lo que vengo un poco a contar hoy es mi punto de vista sobre la evolución del usuario, y para hacerlo más ligero os quería sacar al menos una media sonrisa en estas primeras líneas, para que luego encajéis mejor lo que venga 😉


Este post viene provocado por uno de Elisabet Roselló en su blog, que me ha dado que pensar. Elisabet se plantea si estamos ante una segregación social en las redes sociales. Para mi no hay lugar a duda: existe una brecha digital desde hace años que no para de agrandarse, aunque muchas personas en todo el mundo tratan cada día de coserla con mucha formación y esfuerzo, allí donde tienen posibilidad de hacerlo.

También existen diferentes clases en las redes sociales, donde se ven bastante bien reflejadas las diferencias, tanto económica como ideológicamente. A pesar de todo, el usuario complementa a la persona, y no se puede conocer completamente (si es que eso es posible) a uno de los dos sin conocerlos a los dos. Por eso, si por ejemplo sigues a una persona en Twitter desde hace años y crees que sabes perfectamente cómo es… eres bastante ingenuo/a.
Pero no me quiero desviar del tema: la evolución. Si llevas unos años como usuario la pregunta clave es: ¿Qué empezaste haciendo en las redes sociales? Seguro que les das un uso diferente a lo que haces ahora. Conozco poca gente que siga haciendo exactamente lo mismo. ¿Por qué? Porque nos adaptamos al medio, y éste no para de cambiar. Además, sería muy aburrido.
Hay múltiples opciones:
Por ejemplo, recuerdo gente con la que estaba conectada en Fotolog, y que ahora ni siquiera utilizan Instagram, que hubiera sido su evolución natural.
Otro caso: los usuarios de Tuenti… Pegó muy fuerte, pero unos años después inauguró el “corral de los quietos” de las redes sociales. Lo sé, ahí he jugado sucio, no sé si vale el ejemplo ;D

Elisabet Roselló habla también de lo que sería un desenamoramiento de las redes sociales, y esto también es algo bastante habitual, sobretodo porque su progresiva comercialización las ha hecho perder buena parte de su encanto. Poco a poco redes hasta ahora vírgenes en publicidad van perdiendo este carácter, como últimamente Pinterest. También por otros motivos uno se puede desenamorar de ellas: Por ejemplo, yo me confieso un desencantado de Whatsapp, y ahí no hay anuncios (de momento). Es principalmente porque su enorme accesibilidad ha lastrado el buen uso, y esto es algo que me está superando poco a poco. Ha dado cabida a las personas que encontraban dificultades con las TIC, y eso es bueno porque favorece la inclusión digital, pero no en las condiciones adecuadas.

Como decía antes, los usuarios no paramos de evolucionar en las redes sociales entre otras cosas también porque éstas nos obligan, al estar en fase beta permanente. Es verdad, a veces nos quejamos de sus múltiples cambios, cada semana sale como mínimo una novedad en alguna de ellas que nos trastoca, y para mí ahí está la gracia que nos puede mantener activos, y un difícil reto para los desarrolladores: que la red social mute constantemente, sin perder la esencia original.

Por otro lado, coincido con Roselló en que estamos en una etapa de maduración 2.0… a medias. Hace años que proliferan los cursos de redes sociales por doquier, y rara es la persona que no ha asistido nunca a uno en su biblioteca, asociación, empresa, etc. Esto, sumado a la experiencia aprendida con la práctica como usuarios, ha ayudado a buena parte de las personas a aprender mucho. 

Dibujo del artista polaco Pawel Kuczynski
www.pawelkuczynski.com

Sin embargo es llamativo como todavía hay gente que ha hecho todo eso, y sigue torturándose alimentando a los trolls a base de bien, o cayendo en timos de sorteos fraudulentos a simple vista, o publicando tuits, fotos y vídeos que comprometen su seguridad o su marca personal… ¡incluso con asesores! Al final, en esto no hay mucha diferencia con el mundo offline, donde todavía hay personas engañadas que compran un colchón de 5000 euros porque “mejora sus niveles oxígeno en la sangre” (WTF), o que en elecciones vota a una marca, independientemente de lo que proponga… a veces incluso sin programa, #oletú.

¿Vamos siendo más desconfiados en las redes sociales? ¿Han cambiado nuestros hábitos, y nuestro comportamiento? ¿Qué opináis? Yo en general creo que sí, que muchas personas van cerrando puertas y ventanas en las redes sociales motivados por la inseguridad que les inspiran. Ante la responsabilidad de no dominar del todo la configuración de privacidad de las redes, o de saberse vigilado (incluso multado y arrestado por el Estado como puede suceder con la Ley Mordaza) y de tener que ser consecuente con lo publicado, buena parte de los usuarios ha derivado en no usuarios. Y en este aspecto hay redes sociales poco afectadas como Linkedin, y en mi opinión un gran perdedor: Facebook.
Pero también tengo una conclusión muy buena: después de todos estos años, veo usuarios utilizando las redes sociales de forma íntegra, ya saben lo que quieren de ellas y le sacan muchísimo jugo. Se moderan o se explayan a su antojo, disfrutan de los contenidos de otros, son responsables y asumen esta responsabilidad como parte de su vida y de su día a día. Y esos tienen todavía mucho que aprender de los demás, pero también con su ejemplo pueden ayudar a muchos a mejorar.

El post oportuno ya existía

Haciendo una reflexión sobre el famoso vídeo de Pablo Motos narrando la experiencia relatada por Ric Elías (superviviente de un accidente de avión) en una charla TED de 2011 y viralizado estos días por la tragedia del GermanWings, me gustaría compartir aquí una conclusión interesante al respecto, más allá de calificarlo como “premonitorio”, que sin duda es una característica que ayudó decisivamente a que la gente lo difundiera en masa. Me refiero al factor oportunidad, y a la importancia de que hubiera alguien que lo rescatara del inmenso banco de información en el que se encuentra. Un dato: Sólo Youtube aloja medio millón de vídeos con la búsqueda “El Hormiguero”.
Momento de la charla de Ric Elias en la que estaba
basado el vídeo de Pablo Motos

Por un lado es importante que existan medios cada vez más precisos para guardar y recuperar los millones de contenidos que se publican cada día en las redes sociales que, si bien son inmediatez en estado puro, en este caso como en muchos otros también han ayudado a viralizar un contenido que se ha demostrado necesario y (lamentablemente) de actualidad para mucha gente. Es más: el éxito de este vídeo ha sido mucho mayor ahora que en su día.

Pero hay todavía algo más complicado de que suceda y que en esta historia me ha llamado la atención y que creo que es muy bueno: el hecho de que la persona que difundió por primera vez, lo hiciera porque recordaba ese vídeo ya que en su día le influyó positivamente y le ayudó a ver la vida de otra manera, y decidiera buscarlo y publicarlo para tratar de ayudar a un amigo que pasa hoy día por un mal momento. La historia la explicaba perfectamente el protagonista el pasado jueves en El País.

Ese es el factor memoria, que en nuestra sociedad cortoplacista escasea bastante. No descubro nada diciendo que el impacto que causan cada día sobre nosotros las historias que nos llegan a través de los medios de comunicación no dura demasiado. De toda la información que recibimos a diario, es realmente poca la que dentro de unos años o meses recordaremos. Estamos en una época muy temprana de la sociedad de la información y el conocimiento en red, jugando de titulares en un partido para el cual la mayoría no ha entrenado o siquiera ha calentado antes de entrar.

Experiencias como esta nos demuestran la utilidad de bucear en los archivos, no obsesionarnos con crear continuamente sino aprovechar el enorme potencial del océano de contenidos que tenemos a nuestra disposición, y una parte cada vez más necesaria de nuestra formación digital debe ir dedicada al aprendizaje en el aprovechamiento de los recursos.

Estrenando web para servicios de social media

Como profesional, a parte de haberme formado y dedicarme a documentación y bibliotecas, desde hace unos años vengo especializándome en social media management
Es por ello que lanzo una nueva web (que próximamente cambiará de URL), a la que también podéis acceder desde el menú de El Mundo Web Social, y en la que cualquier persona, empresa o institución se puede informar si necesitan community management, formación, asesoramiento… Actualmente resido en Burgos.

Si tenéis cualquier consulta al respecto, poneros en contacto conmigo a través de las redes sociales, escribiendo a fpjerez@gmail.com, o enviando este formulario
Ah! y por supuesto, agradezco infinito opiniones y difusión! 🙂

Bibliotecas públicas y redes sociales: análisis en la #9EscolaBP sobre las implicaciones y el uso

Ayer asistí a la mesa de debate “Què impliquen les xarxes socials? Una anàlisi sobre les xarxes socials, el seu ús i els seus usuaris”, abierta al público, organizada por el Servei de Biblioteques de la Generalitat de Catalunya y Gerència de Serveis de Biblioteques de la Diputació de Barcelona, en la Facultat de Biblioteconomia i Documentació de la UB, en el marco de la 9ª Edición de la Escola d’Hivern de la Biblioteca Pública, jornadas formativas para el personal de bibliotecas públicas de Cataluña.

En ella tomaron parte Anna Bröll, como DT de Coordinació i Serveis de Biblioteques de Barcelona; Catuxa Seoane, coordinadora de Tecnologías Emergentes de las Bibliotecas Municipales de A Coruña; Laura Huerga, de la Editorial Raig Verd / Rayo Verde; y Natalia Arroyo, del Área de Comunicación Digital de la FGSR.

Fue una charla de hora y media en la que también pudimos participar el público. Personalmente no lo hice, y me gustaría aportar mi granito de arena desde aquí con algunas ideas:
  • Necesarias competencias transversales, o aprovechar las cualidades de cada uno para formar un buen equipo de comunicación digital.
  • Por tanto, necesaria una formación, o un equipo multidisciplinar bien coordinado, en el que cada cual aporte lo que mejor sabe, pero también intercambiando roles habitualmente, para no acabar sobrecargados ni saturar al usuario.
  • Rebajar la sobre exigencia con las redes sociales. Este medio requiere de una adaptación que requiere de esfuerzo, planificación, y sobretodo recursos (personas, tiempo…). No entiendo porqué se le exige a las redes sociales un rendimiento tan alto: hay que conocer bien el medio para ajustar las expectativas sobre él. Y para eso hay que invertir, y no esperar un retorno de la inversión muy diferente al que nos encontramos en el medio físico de la biblioteca. A menudo existe bastante obsesión con medir el ROI sin ser muy conscientes de que hay cosas que, sencillamente, tienen un valor cuyo peso, no siempre lo determina una cifra. De esto los expertos ya parecen irse dando cuenta, según el análisis que, por ejemplo, publicó recientemente Nieves González en Thinkepi.
  • Escucha permanente. No empecinarnos con lo que nosotros estamos seguros que el público quiere encontrarse en las redes. Analizar lo que mejor funciona, lo que los usuarios piden (tanto explicita como implícitamente),etc.
  • Más grupos de debate y aprendizaje mutuo. Como dijeron algunas de las ponentes, es necesario compartir experiencias, fijarnos en como trabajan otras bibliotecas, y poner en común nuestras dudas en jornadas formativas y talleres como los organizados en la Escola d’Hivern. Desde las instituciones es necesario que continúen elaborando directrices y manuales de estilo, estudiando e informando de los datos que puedan obtener, para ayudar a los bibliotecarios en esta tarea.
Para finalizar, sobretodo me gustaría mandar un saludo y mi reconocimiento a todos los profesionales de las bibliotecas públicas que, cada día, con mucho esfuerzo, trabajan por dar servicio a todos los ciudadanos también a través de los medios sociales.

A continuación, os dejo un Storify con algunos apuntes de la mesa de debate extraídos de Twitter:

Follow my blog with Bloglovin

La gestión de la inmediatez de las redes sociales

by Craighton Miller
Cada día, probablemente cientos de personas dan conferencias sobre redes sociales en el mundo. En muchas de ellas, empezarán preguntándole al público: “si tuvierais que definir con una palabra a las redes sociales en Internet  ¿cual sería?” y probablemente varias personas estarán contestando la inmediatez.

Y es verdad, sobretodo en España donde somos campeones en número de dispositivos móviles, que la inmediatez en la comunicación cada vez es mayor. Tanto, que para muchas personas está resultando un problema, tan serio que consigue aumentar el rechazo hacia estos sistemas.
Ya sabemos que nuestra sociedad en el contexto tecnológico está divida, explicado a grandes rasgos, en inmigrantes digitales, es decir, las personas que han vivido el cambio tecnológico de las últimas décadas; y nativos digitales, los que han nacido con los mayores avances ya implementados. El proceso de adaptación, por tanto, es diferente, dado que la asimilación del aprendizaje es mayor en edades más tempranas, cuando estamos poniendo las bases de nuestra educación. Es en este punto donde quería expresar mi opinión acerca de la gestión de la inmediatez.

La base para una buena gestión de las redes sociales está en la formación. Aunque nuestra sociedad está dividida, existe un problema en común en este sentido, y es en el ámbito educativo. Para las personas que no han nacido con un móvil en la mano, y mucho más a las que son de por sí reacias a los cambios, la avalancha de inmediatez que suponen las aplicaciones, con todas sus notificaciones asociadas y pre configuradas,  son algo muy difícil de asumir, que les avasalla, como comentaba anteriormente. 
Pero para los nativos digitales, que no han asistido a ningún cambio, la falta de educación en el uso de las redes sociales conlleva graves problemas. Son niños y jóvenes que las utilizan con facilidad, a las que no supone demasiado problema que tengan docenas de alertas de Tuenti, 5 menciones y 8 retuits en poco rato, y decenas de grupos de Whatsapp, por ejemplo (es más, a muchos les encanta)… pero la dificultad está en distinguir el problema real: no son conscientes de la rápida y descontrolada introducción en los medios sociales que vivieron, y publican su intimidad sin ningún reparo, y la intimidad de otros incluso, o compran compulsivamente, o se desinforman – y desinforman (viralidad)-, y un importante etcétera de problemas y vulnerabilidades.

Es claro que todo es producto de la rapidez de consumo que se ha implantado en apps y redes sociales, un proceso bastante acelerado, en gran medida por el desarrollo de las tecnologías móviles y el progreso económico en este sector, y al que nos hemos introducido sin mucha precaución en muchos casos, y sin la formación adecuada en casi todos. 
Por eso, es importante la educación en la gestión de esta inmediatez, y eso es responsabilidad de todos: empresas, gobiernos, y por supuesto las personas, que tenemos que ser conscientes de que las redes sociales no son un mundo ni mucho menos fácil e inocente. Eso nos permitirá disfrutar de ellas para nuestro ocio, para nuestro trabajo, o para lo que queramos, de forma más segura, útil y productiva.

Nuevas fechas para el curso de Redes Sociales para Profesionales

Para este mes de Junio tengo programado el curso de “Redes sociales para profesionales” en la sede de Catnova-AJJEB, enmarcado dentro del proyecto ProJump de estas dos asociaciones. Este proyecto pretende ayudar con su formación a personas que buscan empleo o quieren iniciarse en el mundo empresarial.
En dos sesiones, de dos horas cada una, veremos los puntos clave para optimizar los perfiles en las redes sociales y sacarles mucho partido a nivel profesional.
Lo dicho, este mes vuelvo con el #SaltoALasRRSS2 ;). Dale al PLAY y en poco más de 1 minuto te cuento en que consiste:


¡Todavía hay plazas, apúntate!

Fechas: 15 y 22 de Junio (sábados)
Hora: 12:00 a 14:00 h.
Precio: 30 €
LugarCatnova-AJJEB
Inscripciones: Por teléfono al 93 315 14 20, o por correo electrónico a: secretaria@catnova.es

La web 2.0 en las bibliotecas públicas: ponencias destacadas del VI Congreso Nacional y asignaturas pendientes

La web social estuvo muy presente en Burgos durante la semana pasada, concretamente los días 9, 10 y 11 de Octubre de 2012 se celebró el VI Congreso Nacional de Bibliotecas Públicas. Como es natural en los últimos años viene aumentando el seguimiento de estos eventos a través del streaming y de las redes sociales. En este Congreso, el hashtag de Twitter #VICNBP ha tenido bastante actividad.
Comunicaciones destacadas
De las ponencias expuestas, me gustaría destacar tres en las que se presentaba el trabajo realizado en las bibliotecas públicas con diferentes herramientas de la web 2.0:

Sobran las palabras escuchando y viendo el maravilloso trabajo que están llevando a cabo las bibliotecas de A Coruña en la web social. Han creado una red de blogs para dar diversos servicios (ej.: El club virtual de lectura, un club de ciencia,…); otra de wikis, donde mostrar las diferentes colecciones, hacer exposiciones virtuales, etc.; utilizan el canal de Youtube para compartir tutoriales, realizar orientación bibliográfica,… y por supuesto utilizar Facebook (no os perdáis las últimas diapositivas de la presentación) y Twitter para mantener día a día esa estrecha relación con los usuarios. Destacar también la estupenda presentación de Catuxa Seoane, que evidencia el buen resultado que se obtiene cuando se unen dos grandes pasiones como son las bibliotecas y las redes sociales. Como digo, mi más sincera enhorabuena a todos los profesionales que a diario contribuyen con su dedicación a mantener esta gran apuesta 2.0 de las bibliotecas públicas de A Coruña. ¡Seguid así chic@s!

Según Natalia Arroyo, tres son las acciones principales que puede llevar a cabo la biblioteca pública por medio de las apps: recomendar, utilizar y crear. Después de dejar en el aire la pregunta sobre que opción tiene más futuro, si las apps o las webs, la ponencia nos muestra las posibilidades que ofrecen las primeras. Destaca la app de las bibliotecas de la Universidad de Salamanca, así como algunos otros ejemplos de aplicaciones, que veo todavía bastante mejorables.

La Biblioteca Municipal de Burgos ha presentado algunos proyectos relacionados con la web social en este Congreso. Trabajos encaminados a aportar su granito de arena en el cambio experimentado por la ciudad en estos últimos años. De los diferentes proyectos expuestos me gustaría destacar “Paseos literarios por Burgos”, mediante la cual plantean varios recorridos por Burgos, acompañados de los relatos del libro de Fernando Ortega Barriuso en podcasts, y orientados gracias a los mapas y a la aplicación de realidad aumentada Layar.
Asignaturas pendientes
Creo que en el “debe” las bibliotecas públicas tenemos que apuntarnos inmediatamente mejorar en 2 aspectos:
1. Formación: Primero de los profesionales y luego de los usuarios. Hemos de asumir esta tarea como prioridad. El usuario hoy día es en gran parte digital, pero también hay personas que no pueden acceder a los servicios y contenidos que vamos incorporando, que implican yo diría que mucho más que un valor añadido a nuestra labor. De poco sirven todos los avances e iniciativas que planteemos si no se lleva a cabo un plan formativo que garantice las posibilidades de acceso a todos. La alfabetización tecnológica para una biblioteca pública presente y futura no excluyente es básica.
2. Adaptación: A menudo en nuestro colectivo se oyen voces que discrepan de la importancia de la web 2.0, un rechazo improductivo desde mi punto de vista. Creo que la biblioteca pública debe estar allí donde esté el ciudadano, y prestar servicio utilizando todos los medios a su alcance. Como han demostrado las ponencias de este Congreso, si se quiere se puede. Por eso creo que, aunque estamos dando los primeros pasos, debemos tomar nota de estas iniciativas tan bien trabajadas, y adaptar la biblioteca pública a las necesidades de la sociedad actual.

Creación de perfiles en redes sociales, paso a paso

mayazankoul.wordpress.com
Durante el último mes he realizado un par de jornadas de formación en redes sociales para mis compañeros en el Centro CREER

En ellas he procurado darles una visión de conjunto, además de aportarles las pautas básicas para crear un perfil y dar los primeros pasos en algunas de las redes sociales más populares. Para ello, he utilizado el manual que elaboré en el mes de mayo, y he creado unas presentaciones en las que se muestra paso a paso de forma sencilla la creación de los perfiles, así como la composición de las pantallas principales que se van a encontrar nada más entrar en las redes sociales.

Consulta o descarga estas presentaciones en mi espacio de Slideshare.

El proyecto para el desarrollo de la web social en las bibliotecas de L’Hospitalet

Las Bibliotecas de L’Hospitalet han dado ha conocer la publicación del documento “Pautes per al desenvolupament de serveis de web social” (“Pautas para el desarrollo de servicios de web social”). En él se recogen las indicaciones para la planificación, implantación, difusión y evaluación de la tercera fase de su proyecto, el cual pretende la formación del personal de las bibliotecas en el uso de las tecnologías 2.0, y la difusión de los servicios que ponen en marcha.
En el post de hoy me gustaría analizar y daros a conocer dicho proyecto, descrito detalladamente en una wiki, porque personalmente estoy convencido de que es una propuesta que, en mayor o menor medida, debería llevarse a cabo actualmente en la mayoría de las bibliotecas públicas, dado que es importante que el personal se mantenga actualizado en materia de nuevas tecnologías y el trabajo con las mismas se integre en sus tareas diarias. Son numerosos los beneficios: la web social introduce a la biblioteca en la vida del usuario, ampliar nuestro campo de actuación. Permite dar más y mejorar algunos servicios.
El proyecto de Biblioteques de L’Hospitalet comienza en 2007, como iniciativa de la bibliotecaria Silvia Fernández. Está desarrollado en torno a 4 objetivos que conforman las fases:
1- Dar a conocer el proyecto, tanto interna como externamente. Una amplia difusión es fundamental. A destacar: la posibilidad de ver buenas prácticas y de contactar con posibles colaboradores del proyecto.
2- Formar al personal. Para ello optan por la autoformación, aprovechando la experiencia del conjunto de profesionales de las Bibliotecas de L’Hospitalet. Gestión del conocimiento. Crean el blog Biblioteques L’H 2.0, dado que es una plataforma que conocen bien la mayoría, permite varios autores, interacción con los comentarios, compartir enlaces, etc.
3- Desarrollo de servicios. Como decía, se redacta un documento de trabajo con las pautas a seguir para el buen funcionamiento proyectos basados en la web social en esta fase. Cada grupo de trabajo asesora a las bibliotecas y mediante la wiki intercambian las experiencias. Importante: señalan que es necesario para el desarrollo de los proyectos una mentalidad de “beta constante”, pero que abandonen el temor a poner a disposición de los usuarios estos servicios por este motivo.
4- Comunicación/formación de los usuarios: Es imprescindible que los servicios basados en web social entren a formar parte, primero de la información sobre los servicios de la biblioteca, y segundo de las acciones de formación de usuarios.

Para terminar, destacar el completísimo apartado de bibliografía y webgrafía que se ha utilizado para trabajar el proyecto y dar mi enhorabuena a los profesionales de L’Hospitalet que lo han llevado a cabo.
Para ver el documento completo del proyecto, haz clic aquí.