Archivo de la categoría: hashtags

Topsy: 7 utilidades básicas para exprimir Twitter

Alrededor de Twitter existen cientos de herramientas, apps y extensiones que ayudan a sacar mayor rendimiento a la red social. De entre ellas, Topsy es una de mis favoritas… ¡#muyTop! ;P
Te animo a empezar a sacarle partido a Topsy, estas son algunas de sus utilidades:


Anuncios

Buenas prácticas en los hashtags de Twitter

Los hashtags de Twitter tienen múltiples usos y formas, y su utilización a veces es todo un arte para muchos, que buscan la etiqueta ideal como guinda del pastel de un tuit. Otras veces, los HTs que te vienen a la mente son tantos que no caben en el tuit, y tienes que seleccionar al “afortunado”. En ocasiones quieren mayor protagonismo, y se cuelan en medio de los tuits. Los hay personales, ilegibles, cariñosos, míticos, fanáticos, masivos, luchadores,…

Cada uno los utilizamos como queremos de forma personal, pero desde el punto de vista profesional habría que cuidar ciertos aspectos, como los que destacaba Paul Dunay hace un tiempo en Business 2 Community, algunos de los cuales son habitualmente recomendados por la gente que trabaja con Twitter desde hace tiempo. Dos de ellos:
  • Limitar el número de hashtags en los tuits: Cuando utilizas demasiados en un solo tuit, a parte de que te complica monitorizarlos convenientemente, confundes al usuario, al que además le dificultas la tarea de participar, porque tendrá que elegir alguno…
  • Significado claro: Sobre esto puede haber debate, porque el hecho de que no se entienda a menudo provoca que los usuarios se interesen por saber más de el. Además, cuando puede tener más de un sentido, puede dar mucho juego… De todas formas, se trata de un aspecto complejo, a menudo difícil de controlar. Como bien dice Paul en el artículo, “podemos estar abriendo la caja de Pandora para que además, nos ‘secuestren’ el hashtag“.
A estos, yo añado:
  • Comprobar antes de utilizarlo: Tal vez reclamemos para nosotros un hashtag creado y utilizado por otros. Obviamente, nadie es dueño de un HT (¡creo!), pero es una mala práctica coger o copiar uno, a parte de que confundimos claramente a los usuarios.
  • Nivel de dificultad en la escritura: Utilizar un HT con varias abreviaturas, o ortográficamente complejo, añade dificultades a la posibilidad de que se utilice correctamente. Por eso es mejor no complicarlos en la medida de lo posible. En todo caso no está de más si queremos monitorizar las posibles “variantes” por si surge algo importante.
  • Mejores características: Que sea más bien corto, muy descriptivo, y fácil de recordar: el mejor hashtag seguramente es el que primero se le puede venir a la mente del usuario, y sino, uno que sea lo suficientemente original como para memorizarse rápidamente.
En todo caso, lo más importante del tuit es el mensaje, y es lo que principalmente nos tiene que preocupar. Eso sí, si añadimos etiquetas que lo describan y ayuden a compartir y abrir debate, mucho mejor, claro 🙂

El efecto boomerang del mensaje en redes sociales

Las redes sociales son pura comunicación, y cuando lanzamos un mensaje a la red se produce el llamado “efecto boomerang”. Es más, el origen de este efecto puede no estar ni siquiera inicialmente en un mensaje comunicado por nosotros en las redes sociales, pero sí que la reacción puede darse en ellas. Esto es: ante una acción nuestra (p. ej., enviar un tuit, o dar un discurso en TV), siempre se ha de esperar una respuesta, (en Twitter, serían tuits, retuits, follows, unfollows, trending topics…).
Un ejemplo llamativo son los últimos hashtags del Partido Popular. Lo pongo porque creo que en su plan de comunicación han sabido en este caso prever y manejar el efecto boomerang, después de los malos resultados de muchas de sus campañas anteriores, que fácilmente se volvían en su contra. 
El mes pasado, ante las peticiones al presidente de que publicase sus declaraciones de la renta en pleno escándalo Bárcenas, en medio de una grave crisis de reputación, el PP decidió dar la réplica a la oposición en las redes creando un hashtag que se viralizara fácilmente, y fueron bastante creativos: diseñaron un hashtag ambiguo (#quelaenseñeRubalcaba), y lanzaron el tuit con la intención de causar sorpresa (y bromas de todo tipo) con el cual lograron un gran impacto. Si bien es cierto que también la ingeniosa estrategia pudo hacer mucha sombra al mensaje, seguramente en el PP diesen el objetivo por cumplido, porque de hecho han repetido la estrategia en alguna ocasión más.
Preveer los “daños colaterales” de nuestra comunicación en redes sociales es importante, pero más aún es no tenerlos. Por eso, siempre hay que tener cuidados los siguientes aspectos que yo considero bastante importantes:
  • Mensaje contrastado: Nuestra información siempre tiene que tratar de ser rigurosa 100%. De lo contrario, tendremos que asumir que alguien puede responder atacando esas lagunas.
  • Reponsabilidad: Ser conscientes de que todos los mensajes son responsabilidad nuestra. Borrar las pruebas en la era de Internet es bastante difícil, pero aunque no lo fuera, siempre habrá una  mejor respuesta a nuestras acciones si asumimos las consecuencias de nuestra comunicación, tanto si es positiva como negativa.
  • Ser coherentes: Si un mensaje es sincero, transparente y coherente con lo que trabajamos a diario, la reacción de nuestros seguidores seguramente irá encaminada en el sentido habitual.
  • Respetar: Va acorde con el punto anterior. No se puede tratar de agradar a todo el mundo pero sí cuidar al máximo de ser respetuosos, y se debe escuchar activamente los mensajes que nos devuelven nuestros seguidores, si el respeto es recíproco, claro (nunca enzarzarse con trolls o fans).
  • Invertir tiempo: Las redes sociales requieren dedicación. Si nos precipitamos en el mensaje, o no atendemos una crisis a tiempo, es muy probable que la “bola de nieve” crezca.
Para saber un poco más:
– Apúntate también estos 10 consejos del blog de Melissa Agnes [ing.]
– La coach Mar Cantero explica muy bien el efecto boomerang en este artículo de Piensa, es gratis.