Archivo de la categoría: educación

El post de los 4 millones de Me Gusta

Si estás leyendo este post, probablemente hayas llegado atraído por la idea de conocer la genialidad que mereció tal cantidad de Me Gusta. Puede que hayas pensado que podría ser algo tremendamente imaginativo, trabajado, cuidado, ingenioso… o a lo mejor pensaste que tiene que ser un engaño. Si fue lo segundo, enhorabuena: efectivamente, se trata de un engaño masivo.


Leyendo sobre hoaxes en Facebook me he topado con la historia, contada por Media Culpa, de una página que se dedica a engañar burdamente a su extensa comunidad, haciendo llamadas a la acción bastante ingenuas, pero creando un efecto brutalmente viral. Es el caso de la publicación de la que hablo en el título: con ella, han conseguido más de 4 millones de likes, llamando la atención de la curiosidad de la gente con la pregunta: “¿Qué pasa en la imagen después de que hagas click en “Me Gusta”?

Obviamente no sucede absolutamente nada al darle al Me Gusta. La verdad es que cuesta trabajo creer que pueda haber tantísimas personas cayendo en esto. Y desde luego, una vez que descubres el engaño, lo más inteligente sería hacer click en “Ya no Me Gusta” ( :S y seguramente tendrían muchos más likes de no ser por esto!). Pero bueno, la mayoría de la gente aceptará de buen grado haber picado.

En esta página tienen en poca estima a sus seguidores, dado que hay otras publicaciones que no tienen desperdicio. Como esta, bastante “ingeniosa” también, en la que afirman que “el último comentario, ¡gana!”… 
47.702 comentarios, y subiendo. ¿Que se gana? ¿Cuando 

acaba el concurso? Ehm… ni idea 😀 / fuente: kullin.net

La finalidad de mi artículo de hoy era actualizar un poco la variedad de engaños que existen en Facebook, aunque todavía me sigue sorprendiendo la cantidad de gente que cae en los más típicos, y que suelen estar asociados a causas humanitarias
Esta campaña afirma que Facebook donará 1 dólar por cada vez 
que 

compartamos 

esta publicación… Por supuesto que eso 

no sucederá, lamentablemente / fuente: digitaltrends.com

Estos son los que más me molestan, porque si bien la crueldad de quien genera estas “granjas de likes” (después cambian el nombre de la página, o los venden) no tiene límites, los usuarios de las redes sociales también tenemos que reflexionar al respecto, y ver que podemos hacer para que, una vez que ya somos conscientes de que estos engaños existen, dejar de caer en ellos. Hay que darle importancia a esto. Ya no sólo porque nos preocupe sentirnos engañados, sino porque con nuestras acciones amplificamos el bulo, no ayudamos a nadie más que a estos sinvergüenzas, y además podemos llevarnos de regalo algún virus o regalar nuestros datos personales, por ejemplo.

¿Qué podemos hacer los usuarios? Mucho. 
Lo principal, como he dicho otras veces, utilizar el sentido común. Pararse a pensar, no ser tan impulsivos… Muchas veces siempre tenemos algún resquicio de duda, porque la información cojea por algún lado, y es por ahí por donde debemos empezar a tirar del hilo para averiguar si se trata de un engaño o no. Creo que nuestra responsabilidad como usuarios la resume bien Fran Berkman en su artículo “Cómo detener un hoax de Facebook”:

1. Ser parte de la solución: Si somos ciudadanos de la red, y estamos continuamente haciendo periodismo ciudadano, debemos asumir las responsabilidades del oficio. Y esto consiste en intentar activamente, entre todos, hacer de Internet un espacio donde la desinformación cada vez lo tenga más difícil.

2. Investigar las fuentes y comprobar la información: Si las dan, obviamente, hay que ir a la fuente. Sino, hay que buscarla. A veces no tiene más misterio que hacer una simple búsqueda en Google para destapar el engaño, pero otras es más complicado, y la vasta cantidad de medios de comunicación que existen en Internet buscando la inmediatez en la información, consiguen muchas veces desinformar aún más. Si después de buscar, no logramos salir de dudas, no hagamos caso de la información.

3. Compartir los resultados: Haz que tu investigación no sólo sea útil para ti, comparte tus resultados con tus amigos en las redes sociales o publícalos en tu blog. Berkman también recomienda también ser cuidadoso en la redacción, para que la gente capte rápidamente el problema. También tener delicadeza cuando corrijamos o alertemos a alguien sobre el engaño en el que está incurriendo, sobretodo si se trata de una persona que no suele hacer spam, dado que todos hemos cometido errores en este sentido alguna vez.

4. Informar a las redes sociales: Es importante denunciar estas prácticas a la red social donde se esté haciendo: Facebook, Twitter,…

Sin duda sería iluso pensar en unas redes sociales libres de gente que se aprovecha de los demás, desde luego, pero podemos contribuir a ponérselo mucho más difícil para actuar, ¿verdad?

Profes enredados: ideas y recursos para educadores

Imagen: peteoshea
Ya estamos con la vuelta al cole, y en El Mundo Web Social esta semana quiero publicar algunos de los mejores recursos para los profesores que quieran utilizar las redes sociales en el aula.

Twitter

La web Redes Sociales Educativas, de Antonio Omatos Soria, es de visita obligada. Es una muy buena referencia para ponerse al día de todo lo relacionado con el tema, y conocer un gran número de recursos e ideas que pueden ser de gran ayuda. En la sección dedicada a Twitter, me ha gustado especialmente el apartado de actividades, traducido del artículo de Tina Barseghian en Mindshift, al que recomiendo acceder, porque se pueden encontrar enlazados ejemplos de cada actividad.

Youtube

En el artículo “Cómo empezar a utilizar Youtube en el aula”, del blog de ScolarTIC, en el que analizan muy bien la herramienta desde el punto de vista educativo, y explican perfectamente como utilizar Youtube con fines pedagógicos. El mismo Youtube tiene un canal (Youtube EDUy un registro especial para los centros educativos.

Pinterest

Wikisaber.es hace una estupenda selección de los mejores tableros a seguir por los profes: materiales, recursos, noticias, y mucho más. Personalmente me ha gustado la variedad de contenidos que aporta Shelly Terrell, así como los tableros de The History Lab.

Facebook

Redes Sociales Educativas recomienda varios grupos, de entre los que se pueden destacar: Profesores Educación Infantil 0-6, Profesores de Educación Primaria, y Profesores de Educación Secundaria.
Os dejo con una buena idea para las clases de historia: utilizar la cronología de Facebook para ordenar diferentes contenidos asociados a acontecimientos de un hecho histórico. Un ejemplo:


Skype

Si bien se trata de una aplicación para realizar llamadas, me ha gustado mucho este post de Totemguard en el que se habla del proyecto Skype en el Aula, una red social para profes vía Skype, porque además aporta algunas ideas para utilizarla con propósitos educativos.

Educación y prevención frente al arte del engaño de la ingeniería social

“Social engineering”, por mishozoo

El mes pasado asistí a un curso de Selva Orejón en el que conocí mejor el concepto de ingeniería social, un término asociado a la seguridad informática. Se trata de un conjunto de técnicas de engaño para que los usuarios en Internet den información confidencial o sensible, aprovechando la confianza de las personas y lo predecibles que pueden ser bastantes de nuestros comportamientos o reacciones por tendencia natural. Pueden llegar incluso a pedir ayuda para alguien con problemas, por ejemplo, con un mensaje que deba difundirse, y que habitualmente suele ir acompañado de virus, p. ej.: “Se necesita sangre del tipo X para un niño con una enfermedad rara, ingresado en el hospital Z. Hazlo llegar a todos tus contactos…”. Mediante la ingeniería social pueden llegar a conocer mucho sobre la víctima, haciéndola cada vez más indefensa, dado que van sabiendo lo suficiente para elegir la forma de proceder con cada persona.

Lamentablemente la ingeniería social es una práctica muy extendida, y hay por tanto muchísima casuística: los ataques más conocidos, y de los que más está advertida la gente, son los de phising (unos de los más peligrosos).
Pero existen otros no tan conocidos y aparentemente más inocentes, sobre los que es necesario advertir, muchos de los cuales han encontrado en las redes sociales un filón.
Paco Sepúlveda, en su estupenda presentación “Facebook, riesgos y amenazas” comenta algunos de los trucos de ingeniería social más habituales y/o novedosos, que se utilizan en la mayor red social del mundo. Aquí apunto cinco de estos ejemplos:
Self Inflicted Javascript Injection: Convencen al usuario, ofreciéndole algún tipo de beneficio (suele ser alguna herramienta o aplicación informática) para que copie y pegue código en su navegador.
Aplicación “¿Quién te conoce mejor?”: Se supone que un amigo ha contestado unas preguntas sobre ti. Para saber que ha contestado, te pide entrar en el enlace y dar una serie de información y permisos suficientes para enviarnos correos o publicar por nosotros en el muro.
Enlace “¡He encontrado un vídeo en el que apareces tú!”: Mentira. Al hacer clic tendremos que instalar un programa de vídeo que vendrá con sorpresa: una buena ración de malware.
Nos hemos quedado tirados en (cualquier país): Supuestamente es el mensaje de un amigo que nos pide dinero para regresar. No cuesta nada pegarle un toque y asegurarte. Probablemente tu amigo haya dado permiso a alguna aplicación, avísale y que desinstale las prescindibles. Y por supuesto, que lo denuncie a la red social.
Conseguir el botón de “Ya No Me Gusta”: Facebook nunca utilizaría el perfil de un amigo para enviarte un mensaje y decirte que tienes que hacer clic en un enlace para activar un botón nuevo de la red social… Es un engaño masivo.
Mis principios básicos para combatir en la medida de lo posible estas técnicas es, primero, conocer que estas prácticas se llevan a cabo; segundo, ser plenamente conscientes cada vez que concedemos información o permisos, y tercero, si es posible, hacerlo cuando sea ‘imprescindible’, aunque la mayoría de las veces que sospechas o dudas mínimamente no compensa el riesgo que asumimos, y que nunca debemos subestimar, que no nos engañen las apariencias. Creo que no se trata tanto de convertirnos en unos sufridores desconfiados, sino de ser prevenidos y no tan impulsivos: entrenarnos en seguridad debe ser una responsabilidad.
Todos podemos ser víctimas de este tipo de ataques, pero con formación, podemos movernos más tranquilamente por las redes sociales, y ser bastante menos vulnerables hacia estas técnicas.

La gestión de la inmediatez de las redes sociales

by Craighton Miller
Cada día, probablemente cientos de personas dan conferencias sobre redes sociales en el mundo. En muchas de ellas, empezarán preguntándole al público: “si tuvierais que definir con una palabra a las redes sociales en Internet  ¿cual sería?” y probablemente varias personas estarán contestando la inmediatez.

Y es verdad, sobretodo en España donde somos campeones en número de dispositivos móviles, que la inmediatez en la comunicación cada vez es mayor. Tanto, que para muchas personas está resultando un problema, tan serio que consigue aumentar el rechazo hacia estos sistemas.
Ya sabemos que nuestra sociedad en el contexto tecnológico está divida, explicado a grandes rasgos, en inmigrantes digitales, es decir, las personas que han vivido el cambio tecnológico de las últimas décadas; y nativos digitales, los que han nacido con los mayores avances ya implementados. El proceso de adaptación, por tanto, es diferente, dado que la asimilación del aprendizaje es mayor en edades más tempranas, cuando estamos poniendo las bases de nuestra educación. Es en este punto donde quería expresar mi opinión acerca de la gestión de la inmediatez.

La base para una buena gestión de las redes sociales está en la formación. Aunque nuestra sociedad está dividida, existe un problema en común en este sentido, y es en el ámbito educativo. Para las personas que no han nacido con un móvil en la mano, y mucho más a las que son de por sí reacias a los cambios, la avalancha de inmediatez que suponen las aplicaciones, con todas sus notificaciones asociadas y pre configuradas,  son algo muy difícil de asumir, que les avasalla, como comentaba anteriormente. 
Pero para los nativos digitales, que no han asistido a ningún cambio, la falta de educación en el uso de las redes sociales conlleva graves problemas. Son niños y jóvenes que las utilizan con facilidad, a las que no supone demasiado problema que tengan docenas de alertas de Tuenti, 5 menciones y 8 retuits en poco rato, y decenas de grupos de Whatsapp, por ejemplo (es más, a muchos les encanta)… pero la dificultad está en distinguir el problema real: no son conscientes de la rápida y descontrolada introducción en los medios sociales que vivieron, y publican su intimidad sin ningún reparo, y la intimidad de otros incluso, o compran compulsivamente, o se desinforman – y desinforman (viralidad)-, y un importante etcétera de problemas y vulnerabilidades.

Es claro que todo es producto de la rapidez de consumo que se ha implantado en apps y redes sociales, un proceso bastante acelerado, en gran medida por el desarrollo de las tecnologías móviles y el progreso económico en este sector, y al que nos hemos introducido sin mucha precaución en muchos casos, y sin la formación adecuada en casi todos. 
Por eso, es importante la educación en la gestión de esta inmediatez, y eso es responsabilidad de todos: empresas, gobiernos, y por supuesto las personas, que tenemos que ser conscientes de que las redes sociales no son un mundo ni mucho menos fácil e inocente. Eso nos permitirá disfrutar de ellas para nuestro ocio, para nuestro trabajo, o para lo que queramos, de forma más segura, útil y productiva.

La consolidación de Pinterest

http://blog.bobbyrettew.com
Vamos asistiendo este 2012 al despegue definitivo de una red social con un potencial increíble: Pinterest.
En esencia, lo que nos propone esta red social es crear nuestros propios tableros alimentados con colecciones de imágenes y vídeos y, si lo deseas, compartirlos con quien quieras, además de seguir los tableros del resto de usuarios.
De todo lo que se puede decir (y se ha dicho) de Pinterest, me gustaría destacar 5 características que la hacen significativamente especial:

1. Simplicidad: Muy intuitiva, pero si ya conoces el funcionamiento básico de las redes sociales, te moverás como pez en el agua: dar “Me gusta’s”, buscar amigos, comentar, compartir…
2. Exploración: Navegar a través de las categorías temáticas de tableros, en plan “descubridor”, es bastante entretenido 🙂 Puedes encontrar tableros tan interesantes como los que recoge este post del blog Lengüetrazos, sobre el mundo de la lectura. De todas formas, son tan variados (y extravagantes en muchos casos) los usos de Pinterest, que también puedes descubrir desde un tablero dedicado al arte hecho con comidahasta otro que recoge las imágenes de los delincuentes más buscados por la policía.
3. Cultural: Se pueden crear estupendas exposiciones de arte, literatura…, y de hecho algunas bibliotecas y museos ya utilizan Pinterest para dar novedosos servicios, como los que propone la experta Ellysa Kroski en su blog iLibrarian, compilados en este post de Lectura Lab de imprescindible lectura.
4. Comercial: En el sentido que otro de los usos puedes convertir Pinterest en un perfecto catálogo para mostrar los productos de una empresa (permite incluir el precio en una casilla). Las posibilidades de Pinterest por tanto no son nada desdeñables, todos sabemos la importancia de la imagen para las ventas. Los datos revelados por recientes estudios señalan a Pinterest como red social clave para el comercio electrónico.
5. Educativa: Tiene un tremendo potencial en el ámbito pedagógico, para todas las edades, diversos ejercicios (vocabulario, lectura*), y fomento de habilidades (uso de las educaTIC, creatividad, trabajo en equipo…). Para dar los primeros pasos en la formación en Pinterest, y conocer algunos ejemplos de su uso en el aula, este post del blog del Intef hace una aproximación explicándolo con mucha claridad.

Viendo estas y otras características se explica el aumento descomunal de usuarios que está experimentando, superando ya a un competidor directo como Tumblr
Pinterest, una red social que nació en 2010 realmente con grandes expectativas, que ya auguraban que podría suponer una auténtica revolución entre las propias redes sociales… y lo está siendo, y esto no ha hecho más que empezar.

Si quieres, puedes echar un vistazo al tablero de El Mundo Web Social en Pinterest, donde están todas las imágenes que ilustran los artículos de este blog.

Los niños en las redes sociales: algunos apuntes

Desde hace un tiempo en la biblioteca un tema recurrente en nuestras conversaciones con usuarios y entre nosotros es el uso que hacen los “peques” de las redes sociales. En la biblioteca encuentran un lugar donde conectarse a Internet libremente, sin la supervisión constante de sus padres. Son la niños nacidos a partir de 1995 (entre los expertos hay discrepancia en torno a la fecha), pertenecientes a la denominada Generación Z: niños que pasan más tiempo escribiendo que hablando por teléfono, prestan menos atención a la televisión, y tienden a comunicarse en redes de mensajería instantánea.
Según explicó Larry Rosen, experto en la psicología de la tecnología, en el II Congreso Internacional Menores en las TIC, celebrado en Gijón, “intentar controlar la actividad de los hijos en las redes sociales es una pérdida de tiempo (…) lo importante es la comunicación, clave de la paternidad… escuchar 5 minutos y hablar 1”.
Personalmente no puedo estar más de acuerdo. Siempre he pensado que la comunicación, la eduación, tanto en casa como en el “cole”, sobre el correcto uso de las redes sociales, es la clave. Es importante hablar sobre los contenidos apropiados y adviertirles convenientemente sobre las amenazas que existen con las redes sociales, sobretodo en lo relacionado con la privacidad y la adicción.

La importancia de este tema se está viendo reflejada últimamente por la multitud de estudios, conferencias, etc. que se están llevando a cabo en los últimos años. Tal y como indicaba en una presentación (de imprescindible lectura) en un seminario Dolors Reig, profesora y consultora experta en psicología y redes sociales, (cuyo blog os recomiendo), “los niños juegan con las redes sociales, y no distinguen entre amigos reales y virtuales. Lo único que hacen es lo habitual en su edad: socializarse, pero utilizando otros canales”.
Vivimos actualmente en una sociedad que ha cambiado muy rápidamente en poco tiempo, y a la que la mayoría de la población, que no es nativa digital, tiene que entender los cambios que se han producido y adaptarse rápidamente a la nueva situación. De no ser así, la educación que le proporcionen a sus hijos en torno al buen uso de Internet y las redes sociales no puede ser la más adecuada.

Hace un tiempo leí en la revista “Personal Computer” (nº90) una lista de consejos que daban para la comunicación entre padres e hijos relacionada con las redes sociales que me pareció bastante adecuada y que a continuación os dejo, para finalizar el post de esta semana:

  1. Revisa con tus hijos cuál es la política de privacidad de la red o redes sociales en las que están dados de alta.
  2. Anima a tus hijos a hablar contigo sobre cualquier cosa que hayan visto en su red social que les resulte extraña, o les haga sentirse incómodos.
  3. Recuérdales que no deben aceptar solicitudes de amistad de personas que no conozcan.
  4. Habla con tus hijos sobre la información que publican. Transmíteles que no se debe compartir información privada o sensible, y que hay que pensar bien qué imágenes y vídeos suben a la red. Deben saber que, una vez publicada, la información se queda en Internet.
  5. Explícales la importancia de no abrir enlaces de personas que no conocen, y de desconfiar de cualquier tipo de mensaje extraño de alguien supuestamente “conocido”.
  6. Anímales a que desconfíen de aplicaciones de terceros, como juegos, test, la foto del día, … Algunas de ellas permiten acceder a datos del ordenador.
  7. Comprueba que el ordenador que utiliza cuenta con una solución de seguridad adecuada y actualizada.